Fotos

Situada entre Son Servera y Artá, en una extensión de terreno rodeada de montañas y campos de almendros, se encuentra esta antigua casa mallorquina construida en el siglo XVII. Las edificaciones han sido restauradas manteniendo todo su carácter y personalidad. Un lugar idílico donde disfrutará de un encuentro inolvidable con la naturaleza. Enclavada en el Parque Natural de Levante, árboles y vegetación adornan un espacio donde reina la tranquilidad.